NDSM Amsterdam, experimentación urbana

Las vacaciones sirven para desconectar, para cambiar de aires. Pero si eres diseñador, vas a Amsterdam, descubres un lugar como el NDSM y tienes posibilidad de contarlo, tienes que hacerlo…y con mucho gusto!.

El NDSM se encuentra al norte de la ciudad. Es un lugar peculiar, un barrio destinado mayormente a artistas y a actividades culturales emplazado en una antigua zona industrial de astilleros. A simple vista y si no tienes mucha idea puede parecer un enorme polígono lleno de naves y solares vacíos pero este marco encierra muchos espacios interesantes.

Allí se encuentra Stichting Kinetisch Noord, una enorme nave que acoge a artistas y diseñadores de distintas disciplinas, donde se realizan mercadillos puntuales y actividades culturales. El espacio es increíble, parece una ciudad dentro de una enorme nave vacía, llena de pasarelas y grúas de techo recuerdo de su uso anterior como astillero. Los locales, que más bien son contenedores de proyectos son todos diferentes, muchas veces permanecen abiertos y puedes ver trabajar a los artistas. Un lugar de esos que tienen encanto desde cualquier prisma, por transgresor.

Muy cerca de Stichting, se encuentran dos bares (aunque decir bares en este caso parece poco). La arquitectura está resulta con materiales reciclados y con vistas al río. La gente se reúne allí al salir de trabajar y el ambiente desenfadado y libre de los espacios hace fácil el buen rollo. Uno de ellos Pllek está construido con contenedores de barco, el otro Noorderlicht Café es una especie de invernadero y en los dos se está igual de bien. Muy muy recomendables.

Y en este barrio tan curioso un hotel grúa no desentona para nada, es más…hay uno. El Faralda Keaanhotel sólo tiene tres habitaciones que se encuentran en el cuerpo de la grúa. No son espacios muy amplios pero os podéis imaginar las vistas. Dormir ahí no tiene que estar nada mal, si no tienes problemas de vértigo.

El NDSM es un claro ejemplo de aprovechamiento del suelo industrial en desuso. Una apuesta local por crear espacios de experimentación y apostar por la sostenibilidad en su arquitectura. Este proyecto sigue creciendo y tiene una gran aceptación entre los ciudadanos. Y ahí va la pregunta. ¿Podríamos ver algo parecido en Zaragoza? Quien sabe. Pero si alguien está barruntando montar algo así queremos saberlo y ya le decimos que nos gusta la idea.

 

Pezestudio, arquitectura colectiva

Para los que estáis o no de vacaciones tenemos preparado un post muy refrescante de la mano de Pezestudio. No es solo su nombre veraniego el que nos viene al pelo para escribir sobre ellos, también su manera de ver el diseño, la arquitectura, el urbanismo y el espacio público.

Encontramos a Pezestudio a través de Arquitecturas Colectivas, una red de personas y colectivos que promueven la construcción participativa del entorno urbano.

Pezestudio se denomina a sí mismo como una célula creativa de arquitectos. Pero consideramos que no es un estudio al uso ya que buscan el cambio a través del desarrollo de proyectos que tienen como pilar fundamental la investigación de nuevas técnicas de construcción y la colaboración, siempre potenciando el mínimo impacto posible sobre el medio ambiente.

En este caso hablaremos de Agronautas un proyecto multidisciplinar y colectivo que investiga en procesos, diseños e iniciativas que reformulan la relación entre las personas y el medio natural.

Tiene unos objetivos muy claros:
* Utilizar las tecnologías de la información, los recursos audiovisuales y medios digitales para socializar y extender modos de vida sostenible en los cuales se minimiza el consumo de energía y recursos.
* Poner en valor creaciones y modos de vida de profesionales y comunidades que, aunque representan avances en términos de sostenibilidad, no son normalmente visibles por la población.

* Realizar innovaciones en cuanto a minimización en consumo de recursos y energía a través de proyectos concretos y objetos o arquitecturas construidas.
Agronautas tiene como campo base el Matadero de Madrid, ha tenido varias fases y una parte importante en todas ellas, que a nuestro juicio es de lo más interesante, son las conexiones previas que se han generado para llevar a cabo todo el desarrollo. Al final se han unido asociaciones, colectivos, ciudadanos de forma individual, profesionales, empresas, población joven, artesanos locales, arquitectos, administración, expertos, agentes locales, entidades y espacio público para colaborar en un mismo objetivo.

En Recrea’ndo creemos que la unión hace la fuerza y este proyecto lo reafirma. Esperamos que cada vez os apetezca más y más trabajar en equipo, a nosotras nos está pasando.

Ahora os preguntamos ¿Quién dice que en agosto la cosa esta de capa caída?
¡Nosotras estamos como pez en el agua!

 

Contenedores sostenibles de Infiniski

El post de hoy habla sobre arquitectura, sobre el arte de crear espacios de la nada, construir, diseñar, dimensionar… pero cuando una arquitectura se crea de 0 y cambia un lugar pero no pone en valor ciertos puntos que están al alcance de su mano no nos dice mucho.

Y es que el diseño es muy importante, si; y vende, también; pero siempre que vaya de la mano de una construcción sustentable, accesible, ecológica y que disminuya al máximo emisiones, residuos y consumo, es entonces cuando estamos hablando de una arquitectura de 10.

Hoy hablamos de Infiniski, un estudio de arquitectura bioclimática que minimiza el consumo energético de las viviendas que construyen y las acondicionan ambientalmente aprovechando la orientación, las condiciones climáticas y las características geográficas del terreno y el entorno.
Con sede en España y en Chile, este estudio construye hasta en un 80% a base de materiales verdes, reciclados, reutilizados y no contaminantes. Contenedores marítimos reciclados son su bandera, y a partir de estos crean espacios exclusivos, porque no hay dos iguales y porque construir sosteniblemente con contenedores mola mucho.

Esto es un breve resumen de los que esta gente tan guay hace. Pero como una imagen, o dos, o tres, valen más que mil palabras, os animamos a que le echéis un vistazo a su web que no tiene desperdicio: http://www.infiniski.com

Así se plantó la semilla

Para aquellos que nos conocen no es difícil de entender el camino que hemos decidido tomar. Nuestro interés por la reutilización en el diseño ocupa gran parte de nuestras inquietudes hace mucho tiempo y como buen interés acostumbra a estar presente en cada comienzo de proyecto y en cada toma de decisiones desde entonces. Buscando métodos y estrategias para aplicar el concepto de reutilización a una escala mayor un buen día encontramos a un puñado de gente que, ahí por Rotterdam habían dado con el kit de la cuestión, ellos eran 2012Architecten aunque quizás los conozcáis por su nuevo nombre: Superuse Studio.

Superuse Studio no son un grupo de arquitectos al uso que diseña y construye edificios sin más. Han desarrollado una potentísima herramienta de diseño a la que llaman harvest map, que no es más que un rastreo de la zona donde se ubica el proyecto que les permite localizar materiales, conocimiento y habilidades que luego utilizan en su desarrollo. Siguiendo este método han sido capaces de construir edificios enteros sin dejar de lado el diseño. Dar con Superuse Studio fue abrir los ojos como platos y creer. Si a esta escala se puede aplicar la reutilización de materiales ¿Por qué no hacerlo a la escala de un local?

Merece la pena darse una vuelta por su página web para conocer sus procesos y poder sorprenderse con sus resultados, aquí os dejamos la perla:

http://superuse-studios.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies