Juega y rejuega

.

Carl Jung astutamente observó que “La creación de algo nuevo no se logra por la inteligencia si no por el juego”. El juego no estructurado, así como el juego con piezas sueltas es una rica forma de jugar porque involucra la mente de los niños, sus manos y su imaginación. Expertos de diferentes corrientes han declarado que el juego es parte esencial de una infancia sana. Los niños no solo construirán estructuras fantásticas, también construirán habilidades para la vida.

JUEGA Y REJUEGA es un proyecto que busca promover el juego libre no estructurado con materiales recuperados, reciclados y naturales entre niños y niñas, a la vez que fomentamos la sostenibilidad y el consumo responsable entre las familias y comunidades.

Hoy en día cada vez vemos más niños y niñas pegados a las pantallas, cada vez salen menos a jugar al exterior, cada vez juegan menos en común y cada vez juegan más con juegos y juguetes dirigidos que no apoyan el desarrollo de su creatividad. Sin embargo, el juego no estructurado permite a los niños trabajar, de forma natural, la función ejecutiva, que es el conjunto de habilidades que nos permiten organizar, clasificar, preparar, definir una meta a corto plazo, a largo plazo, atender, hacer un uso eficaz de la memoria, etc., lo que potenciará y mejorará la forma de aprender. Los expertos ya lo vienen diciendo; Angela Hanscom, terapeuta ocupacional pediátrica, apunta que si los niños no tienen suficientes instancias de juego no estructurado, “aumenta la probabilidad de torpeza en sus movimientos, de presentar dificultad en
prestar atención, dificultad en el manejo de sus emociones, de utilizar métodos pobres para la resolución de problemas y de presentar dificultades en interacciones sociales”.

Por otro lado estamos en una sociedad que es especialmente consumista cuando se trata de la infancia, compramos a los pequeños un montón de juegos y juguetes que muchas veces no llegan ni a usar, que no son tan beneficiosos para ellos como el juego no estructurado y además les damos un mensaje de consumo poco responsable.

De esta reflexión nace JUEGA Y REJUEGA un proyecto que promueve el juego y la sostenibilidad atendiendo:
-A la infancia, ofreciéndoles materiales que propicien el juego libre y no estructurado con todos los beneficios que ello comporta.
-A los adultos, mostrándoles otras modalidades de juego, más sostenibles y respetuosas, haciéndoles partícipes de las bondades del juego no estructurado, además de ofrecerles la oportunidad de jugar con sus hijos e hijas y reforzar el vínculo.
-Al planeta, promoviendo la reutilización, consumo responsable y la economía circular.

En JUEGA Y REJUEGA, un proyecto solidario CES promovido por estudiantes del grado de educación infantil del IES Luis Buñuel, con el apoyo de Recreando Estudio surgen un montón de actividades que familias, educadoras y educadores pero sobre todo peques podrán disfrutar:

En primer lugar con una serie de talleres en Harinera ZGZ, que darán comienzo con una laboratorio-taller promovido por Ana Samitier, psicomotricista referente en Zaragoza y continuarán con dos sesiones de construcción de materiales de piezas sueltas en familia con espacio de juego para los más peques. Además se harán paseos naturales para recolectar materiales y habrá de cara a primavera-verano sesiones de juego libre en las que crearemos escenarios maravillosos basados en las provocaciones. Como resultado final, una guía que sirva para promover la autoconstrucción de piezas sueltas en formato abierto y la creación de una maleta con parte de los materiales que hayan surgido del proyecto que pueda estar disponible en espacios accesibles para su uso de manera gratuita y libre.

Esperamos disfrutar mucho de este proyecto y sobretodo….¡jugar!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies